¿Cómo puedo saber que mi conejo está enfermo?

Les cuento, en días pasados fui a un establecimiento que venden y ofrecen de todo en lo que respecta comida y servicios para los consentidos de la casa; nuestras mascotas.  Y mientras esperaba que al Sr. Daddy lo acicalaran, me entretuve viendo a la gran variedad de conejitos que venden en dicho local.

Les soy sincera, me dio dolor verlos todos amontonados en una jaula que ya se les había quedado pequeña, en ese mismo momento llegó una familia numerosa con muchos niños y venían directo a comprar un conejo, de pronto me alegré que por lo menos uno de esos conejitos, iba a estar en un hogar con más espacio, sin embargo, noté que el dependiente no le explicó absolutamente nada de los cuidados que debe tener con su nuevo integrante y quedé con un gran signo de interrogación de ¿cómo ellos sabrán a futuro que su conejo está enfermo?

En esta nota te daremos los síntomas claves de si tu conejito en estos momentos está presentando problemas en su salud. ¡Pilas con esto!

  • Una de las cosas que debes saber para cuidar de un conejo es que si sus dientes rechinan mientras come, es un signo de dolor y dificultad al masticar. Tu conejo precisa la atención del veterinario.
  • Las orejas de los conejos pueden indicar cuál es su temperatura, si tu conejo tiene las orejas muy frías o muy calientes puede ser un signo de hipotermia o fiebre.
  • Muchas veces podrás saber si tu conejo está enfermo por la humedad de su barbilla. Cuando su barbilla esté muy húmeda o saca flema, es un signo de que tu conejo está enfermo. Puede que tenga una infección en el hueso de la mandíbula o que presente un problema con sus dientes.
  • Un pelaje sin brillo, piel escamosa, o falta de cabello, también son signos de malestar en un conejo. Tu conejo podría tener algún parásito externo como, sarna, piojos, pulgas, ácaros o alguna infección por hongos, u otras cosas que afecten su piel.
  • Observa como camina tu conejo, si ves que se tambalea, inclina la cabeza y pierde el equilibrio con frecuencia, debes llevarlo al veterinario para que lo revise porque puede ser una infección en el oído o tortícolis.

Recuerda que tener a un conejo de mascota implica muchos cuidados, no es solo alimentarlo y cambiarle el agua, es un ser vivo que demanda más atenciones, por eso no olvides llevarlo por lo menos una vez al mes al veterinario.