El antes y el después de Salma Hayek con las redes sociales: del odio al amor

La actriz Salma Hayek ha mantenido una relación de amor-odio con las redes sociales, aunque en su caso, a la inversa. Es decir, la mexicana pasó de ser una de las muchas celebridades extremadamente celosas de su vida privada, que se mantienen alejadas de la esfera virtual para no incurrir en una contradicción, a abrirse cuentas en marzo de 2015 en Twitter e Instagram, siendo esta última la que ha acabado por convertirse en su plataforma favorita y la que actualiza más a menudo.

Desde que “perdiera su virginidad en las redes sociales”, como ella misma afirmó en su primera publicación, la intérprete las ha utilizado para promocionar su trabajo cinematográfico y humanitario al mismo tiempo que ofrece una pequeña ventana a su día a día, marcado por sus viajes alrededor del mundo y su pasión por los animales.

“Tras centenares de impostores, años de procrastinación y una alergia autoimpuesta a la tecnología, ¡por fin estoy aquí! Hola, esta es la verdadera Salma”, reza la descripción de su perfil que utilizó como carta de presentación en Instagram.Su afición por esta plataforma no tardó en sustituir a su recelo inicial, hasta convertirse en una usuaria asidua.

De hecho, en la edición de 2015 del Festival de Cannes fue una de las primeras en saltarse sin miramientos la norma de no sacarse selfies en la alfombra roja o con los periodistas en las ruedas de prensa -para no retrasar los eventos de forma innecesaria- con tal de poder ofrecer a sus seguidores un vistazo desde detrás de las cámaras de cómo se estaba desarrollando su paso por el certamen.Por esa misma razón, haber alcanzado los cuatro millones y medio de seguidores en Instagram ha supuesto para ella una gran motivo de alegría, especialmente porque ha coincidido con su 51 cumpleaños este pasado sábado.

“Muchas gracias por todas vuestras felicitaciones de cumpleaños. Pasé un día maravilloso, y el mejor regalo de todos es que ayer, en el día de mi cumpleaños, mi familia de seguidores creció hasta los cuatro millones y medio”, ha asegurado muy emocionada en un vídeo compartido en esa plataforma, en el que dedica una mención muy especial a sus clubs de fans. “Gracias por todo el amor y la alegría que aportáis a mi vida, especialmente a mis pagina de fans: sois los mejores chicos”, ha afirmado antes de que uno de sus perros interrumpiera su discurso colándose en la grabación.

Uno de los principales atractivos de las redes sociales para Salma es que le ofrecen, a ella y a otros muchos, un altavoz que a título personal no ha dudado en utilizar para romper estereotipos sobre las mujeres de cierta edad, demostrando con el ejemplo que aún pueden ser “sexys e inteligentes”.

“Creo que tanto las agencias como los anunciantes están haciendo un esfuerzo para cambiar la representación de la mujer, pero no porque sean unos santos. Estamos en el principio de un cambio para ellos, y probablemente las redes sociales tengan algo que ver en todo esto”, reconocía también en 2015, coincidiendo con su aparición en la esfera virtual, durante su participación en las conferencias ofrecidas en el marco de la Advertising Week Europe.