Emma Watson explica por qué “La Bella y la Bestia” ofrece igualdad de género

La actriz Emma Watson está aprovechando cada una de las entrevistas y actos promocionales relacionados con su próximo estreno cinematográfico, la versión en acción real del clásico ‘La Bella y la Bestia’, para argumentar por qué la esperada cinta constituye todo un referente para las nuevas generaciones en lo que a la transmisión de buenos valores se refiere.

Si hace una semana destacaba el carácter fuerte e independiente del personaje principal, Bella, ahora la intérprete británica hace referencia a la relación de equilibrio que esta mantiene tanto con su padre como con su pretendiente para ejemplificar el papel tan significativo que juega el filme a la hora de proyectar un perfil de mujer autosuficiente al que deberían aspirar sus seguidoras más jóvenes.

“Lo que hace que la dinámica entre Bella y Maurice sea tan interesante es que ambos están al mismo nivel. También me gusta mucho la escena en la que la Bestia permite que Bella se vaya y la deja libre, dejando en sus manos la decisión de si volver con él o no”, manifestó la intérprete al portal Den of Geek.

Además de la lectura en clave feminista que hace de la nueva producción de Disney, Emma también considera que la cinta dirigida por Bill Condon supone todo un alegato sobre las distintas manifestaciones de poder del amor, como revela el hecho de que la joven protagonista se acabe enamorando de un hombre transformado en temible bestia.

“El amor trasciende y es más grande que cualquiera de ellos”, sentenció la artista en la misma conversación sobre cómo la cinta rompe con las normas sociales más arraigadas.Hace unos días, la que fuera estrella de la saga ‘Harry Potter’ desvelaba los motivos que la llevaron a rechazar el papel principal en ‘La La Land’, la oscarizada película de Damien Chazelle que finalmente acabó protagonizando Emma Stone.

La incompatibilidad del calendario de rodaje de las dos películas, sumado al intenso entrenamiento que ambos musicales requerían, hizo que la actriz británica tuviera que decantarse por una de las dos, siendo la versión del clásico de Disney la escogida finalmente.