¿Estás a punto de casarte? Esta nota es para ti

A todas alguna vez nos pasó por la mente el día de nuestras bodas, sencilla u ostentosa, la idea de casarnos era tan sólo eso, una loca idea repentina. Sin embargo, si el anillo de compromiso ya brilla en tu mano, debes tener en cuenta los consejos que te damos a continuación para que después de la boda, vivas un matrimonio sano.

  • Buena comunicación.

¿Por qué creen que puse este punto de primero?  La comunicación en tu matrimonio va a ser el pilar de poder mantenerse juntos y OJO con esto, no digo que no van a discutir, al contrario, comunicarse conlleva a poder llegar a una solución de lo que les esté aquejando,  debes tener muy en cuenta que si en este punto de tu relación no has logrado sentirte en confianza con tu pareja de poder hablar de tus sueños, tus aspiraciones, tus miedos y caes en el error de sólo pensar que para eso están los amigos, pues déjame decirte que tu pareja debe ser tu amigo también.

  • Acepta a tu pareja tal cual es

Estás tomando la gran decisión de casarte con alguien, lo que menos deberías pensar es en cambiar sus hábitos o forma de ser, eso lo debías de haber tomado en cuenta cuando te comprometiste en una relación, la persona con la cual te cases debes ya saber todos sus defectos y virtudes y poner en una balanza si en verdad pudieras vivir con eso el resto de tu vida.

  • Llevarse bien con su familia

No creas que por tener el título de “esposa” y llevar su apellido cambiará en automático la relación que lleves con su familia. Si desde el principio no se aguantaban no esperes que eso cambie, recuerda que al casarte con tu enamorado adquieres el mismo compromiso con su núcleo.

  • En las buenas y en las malas

Precisamente lo mencionan en el momento de la ceremonia: “En lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad”. Si no estás dispuesta a sacrificarte en el momento que le llegue a pasar algo o se quede sin trabajo, busca a una persona con la que si te sientas plena en entregarle todo de ti y sentirte feliz incluso cuando no tengan ni qué comer.

  • ¿Seguirlo a donde vaya?

¿Estarías dispuesta a dejar tu tierra, tus amigos, tu familia y tu trabajo por tu pareja? Medítalo, si en algún momento se diera esta situación debes estar clara de si tomarías esa gran decisión.