¿Habrá boda entre Jennifer Lopez y Alex Rodriguez?

La cantante Jennifer Lopez y el exjugador de béisbol Alex Rodriguez no solo protagonizan a día de hoy uno de los idilios más mediáticos del año, sino también uno de los que parece haber echado raíces con mayor rapidez si se tiene en cuenta que empezaron a conocerse en profundidad hace escasos meses.

Tanto es así, que desde el círculo de allegados a los dos enamorados ya se ha dejado entrever que este podría ser el romance definitivo de la diva del Bronx y el que podría llevarle a pasar una vez más por el altar.

“Lo de Jennifer y Alex se está volviendo algo muy serio, e incluso ya ha habido alguna que otra conversación en torno a la idea del matrimonio. Jennifer ha bromeado con una hipotética situación en la que Alex le pediría que se casara con ella, y ha dicho que lo haría sin dudarlo. Está loca por él y han conectado a la perfección, a todos los niveles”, asegura un informante al portal de noticias E! News.

Más allá de la atracción y de la complicidad que pueda existir ya entre ellos, a juicio de sus allegados son sus muchos intereses comunes y el hecho de que sus respectivas familias se lleven también los principales factores que hacen de ellos una pareja “perfecta” y, por tanto, más que propicia para la vida matrimonial.

“Son perfectos el uno para el otro. Sus familias les adoran y disfrutan viéndoles tan felices. Están deseando poder compartir algún día con ellos un momento tan especial”, añade el mismo confidente.

Independientemente de lo que pueda ocurrir en un futuro, lo cierto es que la propia Jennifer dejaba patente hace unos días que su relación con el deportista va viento en popa, entre otras razones, porque ambos afrontan cualquier aspecto de su noviazgo desde la flexibilidad y con un único objetivo en mente: disfrutar al máximo el uno del otro.

“Estamos muy felices y pasándonoslo bien. No le estamos añadiendo ningún tipo de presión a lo nuestro, a diferencia de lo que está haciendo el resto del mundo”, aseguraba la diva del Bronx al mismo portal.